terça-feira, 1 de agosto de 2017

A poesia segundo Gabriela Mistral


Creo en mi corazón

en mi corazón, ramo de aromas
que mi Señor como una fronda agita,
perfumando de amor toda la vida
y haciéndola bendita.

Creo en mi corazón, el que no pide
nada porque es capaz del sumo ensueño
y abraza en el ensueño lo creado:
¡inmenso dueño!

Creo en mi corazón, que cuando canta
hunde en el Dios profundo el franco herido,
para subir de la piscina viva
recién nacido

Creo en mi corazón, el que tremola
porque lo hizo el que turbó los mares,
y en el que da la Vida orquestaciones
como de pleamares.

Creo en mi corazón, el que yo exprimo
para teñir el lienzo de la vida
de rojez o palor y que le ha hecho
veste encendida.

Creo en mi corazón, el que en la siembra
por el surco sin fin fue acrecentando.
Creo en mi corazón, siempre vertido,
pero nunca vaciado.

Creo en mi corazón, en que el gusano
no ha de morder, pues mellará a la muerte;
creo en mi corazón, el reclinado
en el pecho de Dios terrible y fuerte.


Gabriela Mistral foi uma poeta chilena, nascida em Vicuña, pequena localidade do centro norte de Chile, em 1889. Enquanto seu nome verdadeiro foi Lucila Godoy Alcayaga do Perpétuo Socorro. Adotou esse pseudônimo inspirada na obra de Gabriel D'Annunzio y Fréderic Mistral. Seu trabalho literário começou a ser conhecido em 1914 ao ganhar uns dos jogos florais (interpretação de poemas).

Postar um comentário